lunes, 28 de febrero de 2011

...SÓLO SE DESVANECEN.

Ha muerto el último veterano estadounidense de la Primera Guerra Mundial. Cuesta creerlo pero Frank Buckles, que así se llamaba este caballero, contaba... ¡110 años!
Desaparece así un testigo de una gran tragedia cuyo segundo tiempo dio forma al mundo en que vivimos hoy.
Como dijo otro soldado legendario "Los viejos soldados nunca mueren, ellos sólo se desvanecen..."
Requiescat in pace.

martes, 15 de febrero de 2011

LAS REFORMAS LABORALES.

El sindicato del crimen (que es el único que nunca duerme en este país) se suma a las movilizaciones ante la reforma de la edad de jubilación y lo hace para apoyar al gobierno de forma unánime (no es de extrañar).Ignoramos lo que opinará el Sindicato Unificado de Policía, pero nos lo podemos imaginar.

sábado, 5 de febrero de 2011

2.011 ODISEA DEL BEBÉ.

"¡Dios mio... está lleno de babas!"
(Parafraseando a Dave al acercarse al monolito -la cuna de Nicolás en mi caso-)

jueves, 3 de febrero de 2011

MI CASCO POR ALMOHADA.

En este libro acompañaremos a Robert Leckie, quien sirvió en la 1ª división de marines, en campañas tan duras como Guadalcanal, Cabo Gloucester o Peleliu.
No es un libro sobre grandes estrategias sino el relato de trinchera de un soldado. Tampoco se recrea en la carnicería aunque entre sus líneas se intuye aquel horror indescriptible. Es la historia cotidiana de unos jóvenes de poco más de 18 años, embarcados en una lucha cruel y atormentados por el hambre, la sed, la falta de sueño, las enfermedades tropicales, y otras penalidades (de las cuales muchas veces el enemigo nipón era lo de menos).
El estilo es directo, franco, y no se esconde para mostrar su gradual transformación en un soldado díscolo y cínico. Tampoco oculta la tristeza y el desencanto con los que regresó del frente, un tema muy interesante y que durante muchos años fue escamoteado para el gran público.
En resumen, un libro recomendable, un pequeño homenaje a hombres recordados como héroes por los camaradas que consiguieron sobrevivir a duras penas y volvieron marcados para siempre.
Como suele pasar, es mejor el libro que lo que de él se ha visto en "The Pacific".

miércoles, 2 de febrero de 2011

EL DÍA DE LA MARMOTA 2.011.

Otro año más aquí estamos, listos para ver si Phil nos augura un pronto final del invierno.
En esta ocasión estoy seguro de no estar atrapado en el tiempo. Lo sé porque nunca hasta ahora había tenido rondando una cosita de 75 cm de alto, 10 kg. de peso y una energía inagotable. Esta vieja marmota dormilona está asombrada con tanto despliegue de actividad.


¡FELIZ DÍA DE LA MARMOTA 2.011!

Actualización: Phil ha predicho un corto invierno. Como para fiarse...